• Pasos a seguir para usar la pieza de protección correctamente según las pautas de la Organización Mundial de la Salud

El Gobierno está repartiendo estos días diez millones de mascarillas entre algunos de los empleados que han vuelto a sus puestos de trabajo desde el lunes. Se distribuyen en las estaciones de trenes, metros y autobuses para los que necesitan desplazarse en transporte público, lugar donde es complicado en ocasiones respetar los dos metros de distancia de seguridad contra el contagio del coronavirus.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

Sin embargo, no vale solo con ponerse la pieza de protección de cualquier manera, las autoridades sanitarias hacen hincapié en la importancia de usarla correctamente o una falsa sensación de seguridad puede jugar en contra de todos.

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud recomienda seguir unas pautas claras que empiezan y acaban con el lavado de manos con agua y jabón o una solución esterilizante.

He aquí los pasos a seguir para ponerse y quitarse la mascarilla de forma segura:

Fuente: Organización Mundial de la Salud.