• Greta Thunberg se ha dirigido a la audiencia del Foro Económico Mundial en la 50ª Reunión Anual en Davos.
  • Ha llamado a la acción urgente, destacando la necesidad de emisiones "cero reales".
  • Thunberg tenía tres peticiones inmediatas para las personas participantes de Davos.

Hace un año vine a Davos a deciros que nuestra casa estaba en llamas. Dije que quería que tuvieseis miedo. Me han advertido de que provocar miedo sobre la crisis climática no es una buena idea. Pero, no os preocupéis, está bien. Creedme, he hecho esto antes y os aseguro que no conduce a nada.

Y por cierto, cuando las niñas y niños os decimos que tengáis miedo, no nos referimos a que sigáis como antes.

No os estamos diciendo que confiéis en tecnologías que ni siquiera existen todavía y que la ciencia dice que quizás nunca existirán. No os estamos diciendo que sigáis hablando sobre lograr "emisiones cero" o "neutralidad de carbono", haciendo trampas y manipulando los números.

No os estamos diciendo que compenséis vuestras emisiones pagando a alguien para que plante árboles en lugares como África mientras, al mismo tiempo, bosques como el Amazonas están siendo masacrados a mayor escala.

Plantar árboles está bien, claro, pero no se acerca para nada a lo que hay que hacer, y no puede remplazar la verdadera mitigación [de los efectos perjudiciales del cambio climático] o a repoblar la vida salvaje.

Seamos claros. No necesitamos una "economía baja en carbono". No necesitamos "recudir las emisiones". Nuestras emisiones tienen que parar si queremos tener oportunidad de quedarnos por debajo del objetivo de 1,5 grados. Y hasta que no tengamos las tecnologías que puedan reducir nuestras emisiones por debajo del cero, podemos olvidarnos del cero neto, necesitamos el cero real.

Porque el lejano objetivo de cero emisiones netas no significará absolutamente nada si continuamos ignorando el presupuesto en carbono, aplicado al día de hoy y no a futuros distantes. Si las altas emisiones continúan como ahora incluso por unos pocos años, el presupuesto restante pronto se habrá agotado completamente.

El hecho es que Estados Unidos abandone el Acuerdo de París para la indignación y preocupación de todos, y sí, debería preocuparnos.

Pero el hecho de que todos estamos a punto de faltar a los compromisos que firmamos en el Acuerdo de París parece no molestar a las personas en el poder ni siquiera un poco.

Cualquiera de vuestros planes o políticas que no incluyan reducciones radicales de las emisiones empezando desde hoy es completamente insuficiente para conseguir los compromisos del Acuerdo de París de 1,5 grados o bien por debajo de los 2 grados.

Y, de nuevo, esto no se trata de derecha o izquierda. No nos podrían importar menos vuestros partidos políticos.

Desde un punto de vista de la sostenibilidad, la derecha, la izquierda, al igual que el centro, han fracasado. Ninguna ideología política o estructura económica ha sido capaz de hacer frente a la emergencia climática y medioambiental, ni de crear un mundo cohesionado y sostenible. Porque, por si no lo han notado, este mundo está actualmente en llamas.

Decís que las niñas y los niños no deberíamos preocuparnos. Decís: "Dejádnoslo a nosotros. Lo arreglaremos, os prometemos que no os defraudaremos. No seáis tan pesimistas."

Y entonces, nada. Silencio. O algo peor que el silencio. Palabras vacías y promesas que dan la impresión de que se están tomando acciones suficientes.

Todas las soluciones no están obviamente disponibles en las sociedades de hoy. Ni tenemos tiempo para esperar a que nuevas soluciones tecnológicas estén disponibles para empezar a reducir las emisiones drásticamente.

Así que, por supuesto, la transición no va a ser fácil. Será difícil. Y a no ser que empecemos a enfrentarnos a ello juntos, con todas las cartas sobre la mesa, no vamos a ser capaces de resolverlo a tiempo.

En los días previos al 50 aniversario del Foro Económico Mundial, me uní a un grupo de activistas por el clima que os piden a vosotros, los y las líderes empresariales y políticos más poderosos e influyentes del mundo, empezar a tomar las medidas necesarias.

Exigimos a todas las empresas, bancos, instituciones y gobiernos que participan en el Foro Económico Mundial: que detengan inmediatamente todas las inversiones en extracción de combustibles fósiles, pongan fin inmediatamente a todos los subsidios a estos combustibles y se deshagan inmediatamente de los combustibles fósiles.

No queremos que estas cosas se hagan para el 2050, 2030 ni siquiera para el 2021, queremos que se haga ya. Puede parecer que pedimos mucho.

Puede parecer que estamos pidiendo mucho. Y, por supuesto, diréis que estamos siendo ingenuos. Pero esto es el mínimo esfuerzo que se necesita para empezar una transición rápida y sostenible.

Así que o hacéis esto o tendréis que explicar a vuestros hijos por qué os rendís ante el objetivo de 1,5 grados.

Rendirse sin ni siquiera intentarlo.

Estoy aquí para deciros que a diferencia de vosotros, mi generación no se va a rendir sin luchar.

Los hechos son claros, pero todavía son muy incómodos para que vosotros los afrontéis.

Abandonáis porque pensáis que es demasiado deprimente y la gente se rendirá. Pero la gente no se rendirá. Vosotros sois los que os rendís.

La semana pasada me reuní con mineros polacos que han perdido sus empleos porque su mina ha cerrado. Y ni siquiera ellos se han rendido. Al contrario, parecen entender mejor que vosotros el hecho de que necesitamos cambiar.

Me pregunto, ¿qué les diréis a vuestros hijos para explicarles por qué fracasasteis y los dejasteis enfrentarse solos ante el caos climático sabiendo lo que les venía encima?, ¿El objetivo de 1,5 grados? ¿Que parecía tan mal para la economía que decidisteis resignaros a la idea de asegurarles un futuro con buenas condiciones de vida sin ni siquiera intentarlo?

Nuestra casa sigue ardiendo. Vuestras innaciones están avivando las llamas por ahora. Os estamos diciendo todavía que tengáis miedo, que actuéis, si queréis a vuestros hijos por encima de todo lo demás.