• El president Trump asiste a Davos por segunda vez.
  • El discurso acerca de la economía y la creciente producción de energía en los Estados Unidos ha mantenido un tono optimista.
  • Dice que los catrastofistas siempre se han equivocado en el pasado.

"El mundo no debería prestar atención a los 'permanentes profetas de la fatalidad'", ha dicho el presidente de EE UU Donald Trump en la Reunión Anual del Foro Económico Mundial, donde el cambio climático es uno de los temas principales.

En un discurso pocos minutos antes de que la joven activista por el clima Greta Thunberg dirigiera una sesión llamada Evitar un Apocalipsis Climático, Trump ha advertido que había fuerzas dedicadas a intentar "destruir nuestra economía y arruinar nuestro país o acabar con nuestra libertad".

"No es momento para el pesimismo. Es momento para el optimismo. Para abrazar las posibilidades del mañana, debemos rechazar las constantes ganancias de la fatalidad y sus predicciones del apocalipsis. Estos son los herederos de los insensatos videntes", ha dicho.

"Quieren que nos vaya mal, pero no dejaremos que eso suceda. Predijeron una crisis de superpoblación para los años 60, hambrunas masivas en los años 70, y el fin del petróleo en la década de los 90. Estos alarmistas siempre exigen lo mismo: poder absoluto para dominar, transformar y controlar cada uno de los aspectos de nuestras vidas. Nunca dejaremos que los socialistas radicales destruyan nuestra economía, arruinen nuestro país y acaben con nuestra libertad."

Una América renovada

"Hoy estoy orgulloso de decir que los EE UU están atravesando un boom económico que el mundo jamás había visto. América está ganando como nunca lo ha hecho antes", ha dicho Trump en su primera intervención tras recordar sus palabras de hace dos años en el Foro de Davos.

"Desde mi elección, América ha ganado siete millones de nuevos empleos y la tasa de desempleo está por debajo del 3,5%, la cifra más baja en los últimos 50 años; por primera vez en décadas no estamos concentrando la riqueza sólo en unos cuantos, sino en un amplio y diverso grupo de ciudadanos; los salarios de los trabajadores están aumentando más que el de los de los altos ejecutivos."

"No hay mejor lugar del mundo para vivir que Estados Unidos". Donald Trump, que hoy se enfrenta al inicio del su proceso de impeachment en el Senado de los Estados Unidos, ha asegurado que EE UU es "un ejemplo al mundo" de un sistema laboral de libre empresa que tiene una agenda "pro trabajadores, pro ciudadanos y pro familias".

Explotar por completo la energía para América

Trump ha hablado poco después de una sesión en la que Thunberg ha citado a un comité experto científico sobre clima de Naciones Unidas, el IPCC, que afirmó que, si no se produce una reducción en las emisiones de CO2, las temperaturas globales aumentarán 1,5ºC a lo largo de la década, siendo este un punto de inflexión que podría desatar consecuencias desastrosas.

"Estas cifras no son las opiniones de nadie o visiones políticas. Esta es la mejor ciencia disponible del momento", ha dicho Thunberg.

Mientras la mayoría de las economías principales del mundo pretenden reducir las emisiones bajo los términos del Acuerdo de París, Trump ha dicho que los aumentos de producción de combustibles fósiles en los EE UU ha ayudado a impulsar riqueza sin precedentes en América.

Producción energética en EE UU
Imagen: IEA

"Sabía que si se dábamos rienda suelta al potencial de nuestra gente, recortábamos impuestos, dábamos una tajada a la regulación... arreglábamos acuerdos comerciales rotos y explotábamos la energía americana por completo, la prosperidad volvería a la velocidad de un rayo. Y esto es exactamente lo que hicimos y exactamente lo que ha pasado."

Más que aceptar una mayor regulación que ate en corto a las empresas, Trump dijo que la libre empresa es el camino para mejorar el estado del mundo.

Trabajadores primero

"Continuamos abrazando a la tecnología, no la rehuimos. Cuando la gente es libre de innovar, millones de personas vivirán vidas más largas, felices y saludables. Durante tres años, América ha demostrado al mundo que el camino a un futuro próspero comienza por poner a los trabajadores primero, eligiendo el crecimiento y liberando a los emprendedores para que puedan dar vida a sus sueños."

Ha añadido que la gente debería poner su fe en que la tecnología resuelva los grandes problemas.

Hombre del Renacimiento: Trump ha citado la catedral de Florencia como un triunfo de la ingenuidad humana
Imagen: REUTERS/Tony Gentile

Hablando desde el centro de Europa, Trump ha citado el ejemplo de la catedral de Florencia, cuyo magnífico domo fue construido en el siglo XV a pesar de los detractores que dudaron de que se pudiera levantar.

Relaciones de EE UU con China

No ha quedado en el tintero la aportación del presidente sobre los acuerdos comerciales con China. En sus palabras: "Bajo la nueva primera fase de nuestros acuerdos, China ha aceptado tomar medidas sustanciales que de otro modo no habría emprendido: protección de la propiedad intelectual, eliminación de barreras para el comercio de bienes de la agricultura (sector en el que no nos han tratado nada bien), una apertura total de su sector financiero y mantener una divisa estable".