Las temperaturas del aire sobre la tierra han aumentado 1.5 grados centígrados desde la era preindustrial, el doble que el aumento del promedio mundial que también incluye los océanos.

Para combatir esta tendencia, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), en un estudio presentado este jueves en Ginebra, señala que hay que comer menos carne. Se espera que los principales políticos consideren los hallazgos del IPCC en la próxima Cumbre de Acción Climática de la ONU el 23 de septiembre en Nueva York.

Carne

La agricultura, la silvicultura y otros usos humanos de la tierra representan actualmente el 23% de las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por el ser humano. El IPCC aboga por un cambio global hacia el consumo de más alimentos a base de plantas y menos carne y señala que esto reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero del ganado y liberaría la tierra para usos más sostenibles.

"No queremos decirle a la gente qué comer", dice Hans-Otto Pörtner, un ecologista que copreside el grupo de trabajo del IPCC sobre impactos, adaptación y vulnerabilidad. "Pero de hecho sería beneficioso, tanto para el clima como para la salud humana, si las personas en muchos países ricos consumieran menos carne, y si la política creara incentivos apropiados para ese efecto".

Reducir el consumo de carne roja reduce los problemas cardiovasculares, según un metaanálisis

Las comunidades y los grupos indígenas también deberían involucrarse en una mejor gestión sostenible de sus tierras, incluidos los métodos para utilizar la materia orgánica para aumentar el contenido de carbono del suelo, según los investigadores del IPCC.

El 8 de agosto, el IPCC publicó un resumen del informe, que está diseñado para informar en las próximas negociaciones climáticas en medio del empeoramiento de la crisis climática mundial. Más de 100 expertos compilaron el informe en los últimos meses, aproximadamente la mitad de los cuales provienen de países en vías de desarrollo.

Los cultivos orgánicos también son más contaminantes que los convencionales

El panel también pidió esfuerzos para frenar la pérdida y el desperdicio de alimentos comestibles, que se estima que representan al menos el 8 por ciento de los gases de efecto invernadero producidos por el ser humano.