El dominio de la tecnología 5G es uno de los principales campos de batalla del enfrentamiento entre Estados Unidos y China por convertirse o permanecer (en el caso del primero) como la economía más potente del planeta. El país asiático, gracias a la multinacional Huawei, lidera por ahora las investigaciones al respecto. De seguir así, China será el Estado que desarrolle y, en parte, controle la tecnología de las telecomunicaciones globales de la década que estamos a punto de comenzar. Tal y como muestra esta infografía de Statista, según datos de noviembre de 2018 de la herramienta interactiva 'The Ericsson Mobility Report', el número de suscripciones móviles en 2023 (solo cuatro años desde ahora) superará los mil millones.