Antes de internacionalizar una empresa o un producto, se deben examinar concienzudamente un amplio número de variables. El tamaño del mercado potencial, su poder adquisitivo, la situación política de la región o las costumbres y cultura de su población son algunos de los factores que deben formar parte de cualquier análisis.

Por ejemplo, si alguna empresa se plantease Latinoamérica, seguro que uno de los primeros elementos que tendría en cuenta sería la población que reside en este área. Pronto vería que Brasil es el país con más habitantes: 208 millones. Sin embargo, según datos del Banco Mundial, el PIB per cápita de sus ciudadanos no es el mayor de la zona. Así, de los nueve países con mayor población de esta región, los chilenos son los que cuentan con una renta más alta: 13.793 dólares estadounidenses por persona.