En España los partidos de la fase de grupos en los que juega la selección española se encuentran fuera del horario laboral, ya que están programados para las 20h en los tres casos. Sin embargo, se puede dar por supuesto que muchos aficionados no solo estarán pendientes de los encuentros de la Roja, sino que, como poco, seguirán a las selecciones favoritas a llevarse la Copa a casa.

Según los cálculos del equipo de Statista, en Madrid (y de hecho, toda España menos Canarias debida a la franja horaria) habrá un solapamiento total de 30 horas y 45 minutos entre los partidos de la competición y un horario de trabajo de 9 a 18h. Los aficionados del fútbol que residan en la ciudad de Río (en Brasil), en cambio, tendrán que usar casi 65 horas de trabajo si no quieren perderse un minuto de los encuentros del campeonato.