Seis países europeos aparecen entre las 10 primeras naciones –mientras que otras aparecen en las primeras 20– del Informe de Competitividad Global 2013-2014 del ranking global del Foro Mundial Económico, el cual evalúa la competitividad de 148 economías del mundo entero. En seguida aparece el desempeño de las 10 economías europeas más competitivas:

1. Suiza de nuevo retiene la posición número 1 gracias a un fuerte desempeño en todos los sectores. Las mayores fortalezas del país están relacionadas con la innovación y la eficacia del mercado laboral, así como la sofisticación de su sector empresarial. Algunas de las características que hacen de Suiza un innovador líder son sus instituciones de investigación científica de primera categoría, así como otros factores.

2. Finlandia retiene la 3ª  posición. De la misma manera que otros países nórdicos, Finlandia se jacta de la eficacia y transparencia de sus instituciones tanto públicas como privadas. El país se beneficia también de un sólido sistema de educación y capacitación que le proporcionan una fuerza laboral con las aptitudes necesarias para adaptarse rápidamente a un medio cambiante y el cual le permite desarrollar una excelente capacidad de innovación.

3. Alemania se encuentra en el 4º lugar, gracias a una infraestructura de alta calidad en todas las modalidades de transporte. El mercado de productos es eficaz y se caracteriza por una intensa competencia a nivel local y un dominio bajo del mercado por las grandes compañías. Además, las empresas alemanas gozan de una elevada sofisticación y siguen estando entre las más innovadoras del mundo con altas inversiones en investigación y desarrollo.

4. Suecia se encuentra en el 6º lugar y sigue proporcionando condiciones favorables para el crecimiento guiado por la innovación, con instituciones muy transparentes, mercados eficaces y altas inversiones en investigación y desarrollo así como otros tipos de inversiones relacionadas con la innovación. Un fuerte enfoque en la educación durante los últimos años y altos niveles de capacitación tecnológica hacen de Suecia una de las economías más productivas del mundo.

5. Los Países Bajos, en el 8º lugar, sigue siendo una economía altamente productiva, a pesar de su emergente debilidad en el sector financiero. En general, sus empresas son sofisticadas e innovadoras y el país está empleando nuevas tecnologías para el mejoramiento de la productividad de manera rápida y agresiva. Su excelente sistema educativo y la eficacia funcional de sus mercados también contribuyen al alto nivel de competitividad del país.

6. El Reino Unido ocupa el 10º lugar, y se beneficia de claras fortalezas tales como la eficacia de su mercado laboral, un sistema financiero bien desarrollado y un sector empresarial sofisticado e innovador que hacen uso amplio de la información y las tecnologías de la comunicación. El medio macroeconómico del país representa el mayor obstáculo para su potencial competitivo.

7. Noruega ocupa el lugar 11 y se beneficia, como otros países nórdicos, de instituciones públicas óptimas y transparentes así como de mercados eficientes. Además, su estabilidad macroeconómica y su aceptación de nuevas tecnologías, sobre todo tecnologías de informática y comunicación en años recientes, han contribuido de manera importante a incrementar la competitividad del país. Mejoras adicionales en la infraestructura y mayores niveles de competición podrían realzar su competitividad.

8. Dinamarca, que ocupa el lugar 15, es la siguiente nación en el ranking regional. A pesar del debilitamiento de su medio macroeconómico, el país se sigue beneficiando de una de las infraestructuras institucionales más sólidas. Además, sus sistemas educativos superiores y de capacitación de primera clase, aunados a altos niveles de aceptación tecnológica e innovación, contribuyen en gran medida a la ventaja competitiva danesa.

9. Austria, en el lugar 16, se beneficia de una excelente infraestructura y un sector empresarial sofisticado altamente innovadores. Además, su sistema educativo y de capacitación de gran desempeño prepara de manera eficaz a la fuerza laboral, sobre todo al enfatizar el aprendizaje práctico. Un mercado laboral más flexible serviría para mejorar la competitividad del país.

10. Bélgica, en la posición 17, cierra la lista de las 10 economías europeas más destacadas. Un excelente sistema educativo con escuelas de negocios de primera, una fuerte tendencia al aprendizaje práctico y un alto grado de competencia en el mercado de productos contribuyen a un sofisticado e innovador ambiente empresarial. Revertir las debilidades macroeconómicas actuales que continúan representando una carga para la competitividad, así como el sistema de impuestos distorsionadores, que en particular reduce los incentivos para trabajar, ayudaría a fortalecer la ventaja competitiva del país.

Mientras que muchos países europeos tienen un excelente desempeño en el informe del Índice Global de Competitividad (GCI, por sus siglas en inglés), otros países pueden mejorar. Las economías del sur de Europa como España (posición 35), Italia (49), Portugal (51) y principalmente Grecia (91) deben seguir atendiendo las debilidades del funcionamiento y eficacia de sus mercados, incrementar la innovación y mejorar el acceso a las finanzas a fin de ayudar a superar la brecha competitiva de la región.

Autor: Beñat Bilbao-Osorio y Thierry Geiger 

Imagen: REUTERS/Denis Balibousis