Soledad y pérdida de memoria son dos de los miedos más universales de envejecer. En Bilbao, España, las autoridades de la ciudad están abordando ambas con el lanzamiento de un programa de circuitos cognitivos para las personas de edad avanzada en dos parques públicos.

Imagen: Statista

Los circuitos - que ayudan con la capacidad de atención y el cálculo mental - están diseñados para crear conexiones sociales y mejorar el ejercicio mental. Los parques darán a los visitantes también la posibilidad de usar una bicicleta de ejercicios.

“Creando espacios donde la gente pueda hacer no sólo ejercicios físicos sino también cognitivos, estamos haciendo que las personas interactúen unas con otras,” dice Fran Viñez, el director de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Bilbao.

“Todo esto se enlaza con el problema de la soledad y las personas que viven sin relacionarse unas con otras”.

Estos espacios tendrán aún mayor importancia: en 2040, España se prevé que supere a Japón como la población que vive más años en el mundo.

Imagen: Reuters/Darrin Zammit Lupi

Entrenamiento para el futuro

Habrá más de 2 billones de personas que sobrepasen los 60 para 2050, de acuerdo con la Coalición Mundial sobre el Envejecimiento.

La gente mayor es la más susceptible de verse afectada por demencia. Se diagnostica un nuevo caso cada 3 segundos, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el número de personas que viven con la enfermedad estará cerca de triplicarse para 2050. Esto supone mucha presión para los servicios de salud pública: el coste global anual es ya de $818 billones.

El ejercicio ligero y la estimulación mental pueden ayudar a prevenir el comienzo de la demencia y gestionar los síntomas, mejorando las facultades cognitivas, construyendo la fortaleza física, acrecentando la confianza e independencia y reduciendo el sentimiento de aislamiento.

Ejercicios desde el Este

Cuando se probó un programa de gimnasia para la mejora cognitiva para las personas ancianas con demencia en Corea del Sur, los investigadores encontraron participantes en el estudio que se volvieron más fuertes al caminar y tuvieron una sensación de mejora en su bienestar después de formar parte en las actividades.

El éxito de tales proyectos en Corea del Sur y Japón inspiraron a la Federación Británica de Gimnasia a lanzar su propia silla para sesiones de gimnasia en residencias y comunidades en Reino Unido, donde ya ha ayudado a los participantes ancianos a mejorar su movilidad y ser más sociales.

Escaparates con algo diferente

En todo Toronto, Canadá, se hacen planes para pasear en los centros comerciales. En una ciudad en la que las temperaturas invernales pueden llegar a -25°C, Malls Movers ayuda a las personas mayores a mantenerse en movimiento, con beneficios sociales incluídos.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, estos programas pueden ayudar a superar las barreras para ejercitarse a las personas mayores, como el miedo a caer y las preocupaciones sobre el acceso a los aseos.

The Active Living Coalition for Older Adults (la Coalición de Vida Activa para Adultos Mayores) dice que los responsables de los centros comerciales acogen bien la escena de los paseantes pensionistas, que ayudan a incrementar el tráfico del centro mientras los mantiene en forma, y a menudo compran algo en las tiendas.

Después de todo, cualquier forma nueva de ejercicio necesita su correcto equipo de entrenamiento.