Acción climática

Lucha contra la deforestación: 4 razones para que las empresas adopten un enfoque "paisajístico"

Vista aérea de un camino de tierra en medio de un bosque en Trinidad y Tobago: La eficacia del enfoque paisajístico y jurisdiccional de la deforestación reside en la colaboración.

La eficacia del enfoque paisajístico y jurisdiccional de la deforestación reside en la colaboración. Image: Unsplash/Renaldo Matamoro

Jack Hurd
Executive Director, Tropical Forest Alliance; Member of the Executive Committee, World Economic Forum
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Acción climática??
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Este artículo es parte de: Centre for Nature and Climate
  • Los métodos tradicionales no han conseguido frenar la deforestación de forma significativa, pero el enfoque territorial y jurisdiccional podría lograr un uso sostenible de la tierra y detener la deforestación a la velocidad y escala necesarias.
  • La eficacia del enfoque territorial y jurisdiccional reside en la colaboración. Las empresas deben trabajar con los gobiernos locales, los pequeños propietarios y los pueblos indígenas para garantizar la producción sostenible de materias primas y abordar los problemas sistémicos.
  • Adoptar el enfoque territorial y jurisdiccional ayuda a las empresas a cumplir las nuevas normativas, los compromisos voluntarios y la cadena de suministro sostenible.

Puede que muchos de los que viven en ciudades y países ya despojados de bosques autóctonos se hayan insensibilizado ante titulares como "Cada minuto se pierde un campo de fútbol" de bosque amazónico. Pero he aquí una estadística estremecedora: lo que comemos y consumimos -incluida la carne vacuna, el aceite de palma, la soja, el cacao, el café, el caucho y la fibra de madera- provocó la pérdida de 71,9 millones de hectáreas de bosque entre 2001 y 2015, una superficie dos veces mayor que la de Alemania.

Desde entonces, el ritmo de deforestación apenas ha disminuido. El año pasado se perdieron 3,7 millones de hectáreas de selva tropical primaria, lo que provocó 2.400 millones de toneladas de emisiones. Además, hay que tener en cuenta la presión de la producción sobre las tierras forestales, dado que se prevé que la demanda mundial de alimentos aumente entre un 30 y un 62% de aquí a 2050. La magnitud de la pérdida de bosques exige una respuesta a una escala similar. ¿Qué pueden hacer las empresas para ayudar a invertir esta terrible tendencia?

¿Has leído?

Poner en práctica los compromisos: el clima, la naturaleza y los medios de vida dependen de ello

El camino de la deforestación está sembrado de buenas intenciones. En 2014, la Declaración de Nueva York sobre los Bosques se comprometió a reducir a la mitad las tasas de deforestación para 2020, pero ha tenido que recalibrarse. En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021 (COP26), celebrada en Glasgow, 141 países acordaron "detener e revertir la pérdida de bosques para 2030". Mientras tanto, un grupo del sector privado formado por más de 30 instituciones financieras con más de 8,7 billones de dólares en activos gestionados se comprometió a eliminar la deforestación de las carteras de inversiones para 2025.

Sin embargo, según el último informe de Forest 500, "a pesar de algunos focos de progreso, la acción voluntaria del sector privado no ha logrado generar avances significativos en la deforestación impulsada por las materias primas."

Los riesgos de fracaso son difíciles de sobreestimar. Si no invertimos la pérdida de bosques, no alcanzaremos los objetivos de París; cada vez se entiende mejor que no hay un cero neto sin naturaleza.

Y los bosques hacen mucho más que secuestrar carbono. Albergan más de la mitad de la biodiversidad terrestre del mundo, recargan las aguas subterráneas, filtran el aire, anclan el suelo fértil y actúan como barreras contra las inundaciones. Al mismo tiempo, 1.500 millones de personas dependen de los bosques para obtener alimentos, agua y combustible. El clima, la naturaleza, los medios de vida y los derechos están en juego.

Las cadenas de suministro sostenibles son una prioridad para las empresas cuyos resultados dependen de un flujo constante de productos agrícolas. Mientras tanto, con la entrada en vigor del Reglamento de Deforestación de la Unión Europea (EUDR), el incumplimiento de la normativa, cada vez más estricta, conlleva el riesgo de litigios o multas (el 4% de la facturación en el caso del EUDR). Cuando las empresas incumplen los objetivos voluntarios, los consejos de administración se preocupan por el daño a la reputación y la confianza de los inversores.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el cambio climático?

Enfoque paisajístico: un nuevo paradigma

Apenas quedan un puñado de años para que empiece el ajuste de cuentas con los objetivos de deforestación de 2030, por lo que se necesita urgentemente un nuevo enfoque. Un informe exhaustivo publicado por la Alianza para los Bosques Tropicales (AFT) explica cómo las empresas, los países y las comunidades pueden colaborar para detener la deforestación y la conversión a la velocidad y escala necesarias.

El informe destaca un nuevo paradigma para lograr un uso sostenible de la tierra, conocido con un nombre tan complicado como el propio reto: el "enfoque paisajístico y jurisdiccional".

La parte paisajística del enfoque corre el foco la atención de los limitados intereses corporativos hacia empresas que trabajan con agricultores y proveedores para crear impactos positivos en paisajes enteros o áreas geográficas de producción. Este enfoque sigue necesitando que las empresas y sus proveedores asuman compromisos y se atengan a ellos, pero también pide a las empresas que vayan más allá de la producción para proteger los bosques y apoyar a los pequeños agricultores en todo el paisaje.

Por otra parte, la escala jurisdiccional del enfoque significa que el enfoque territorial y jurisdiccional puede abarcar un estado o una región subnacional, reconociendo el papel irremplazable de los gobiernos locales en la planificación del uso de la tierra, la gobernanza y la aplicación de la ley cuando se trata de proteger los bosques.

Colaboración: la clave para conseguir impacto

En los últimos años, el enfoque territorial y jurisdiccional ha ido ganando terreno. Según la investigación presentada en el informe de TFA, más de 110 empresas han tomado medidas a nivel de paisaje en los sectores del cacao, el aceite de palma, la pulpa y el papel, la carne vacuna y la soja. El número de iniciativas de enfoque territorial y jurisdiccional apoyadas por empresas se multiplicó por siete en los seis años transcurridos hasta 2022.

La razón por la que el enfoque territorial y jurisdiccional puede ser tan eficaz para ayudar a las empresas a hacer frente a la deforestación reside en una palabra mágica, aunque demasiado utilizada: colaboración. La premisa es que la aceptación local y la colaboración aumentan la probabilidad de lograr efectos a largo plazo. Además, hay factores que escapan al control de las empresas y en los que solo pueden influir las comunidades o los gobiernos.

Así pues, para que una empresa que se abastece de una materia prima tenga un impacto positivo en lugar de negativo, debe colaborar con los agentes pertinentes de ese paisaje o jurisdicción, desde funcionarios de la administración local y organizaciones no gubernamentales (ONG) hasta proveedores, pequeños agricultores y pueblos indígenas. Cada grupo de actores representa intereses diferentes, pero juntos -y solo juntos- pueden garantizar la producción sostenible (y sostenida) de materias primas de esa zona.

4 razones por las que las empresas deberían adoptar un enfoque paisajístico

Aparte de los enormes riesgos para el clima, la naturaleza y la sociedad que supone la deforestación incontrolada, a las empresas les interesa desde el punto de vista comercial, legal y de su reputación eliminar la conversión de las cadenas de suministro, ya sea para cumplir sus compromisos voluntarios de deforestación y de reducción a cero, para cumplir con las normativas emergentes o para asegurarse un suministro continuo de productos.

Pero, ¿por qué deberían las empresas utilizar un enfoque territorial y jurisdiccional para complementar sus acciones en curso (y necesarias) en la cadena de suministro? He aquí cuatro razones:

1. El cumplimento normativo es demasiado difícil de garantizar en solitario

Garantizar el cumplimiento de los compromisos y las normativas es un reto complejo que puede incluir a millones de pequeños propietarios, especialmente en las cadenas de suministro de cacao y aceite de palma. Abordar retos sistémicos -como la deforestación, la tenencia de la tierra, el cumplimiento de la ley y los derechos indígenas y locales- exige colaborar con un amplio abanico de actores sobre el terreno, cada uno de los cuales puede efectuar cambios en diferentes partes del sistema.

2. Colaborar para lograr un impacto a gran escala

Las certificaciones voluntarias en aceite de palma, cacao y madera sostenibles cubren solo el 10-20% de las áreas de producción mundial. A medida que se acerca 2030, lograr resultados a escala es una prioridad absoluta. Las empresas pueden potenciar su impacto a través del enfoque territorial y jurisdiccional alineándose con las instituciones e iniciativas locales, como el programa estatal de Mato Grosso "Producir Conservar Incluir" en Brasil.

3. Empresas preparadas para el futuro mediante la diversificación de las redes de suministro

El enfoque paisajístico y jurisdiccional ofrece a las empresas la oportunidad de ampliar su enfoque de las cadenas de suministro a los paisajes, yendo más allá de los productores individuales para comprometerse con toda una red de proveedores. Tomando prestada una metáfora de la selva tropical, cuanto más profundo y diverso sea el sistema de raíces de los productores, más fuerte y sostenible será el árbol de suministro de materias primas.

4. Reducir la duplicación y aumentar la eficiencia

Al aunar recursos y compartir conocimientos, las empresas pueden ahorrar tiempo y dinero y evitar la duplicación de esfuerzos. Un enfoque territorial y jurisdiccional reduce las "fugas" al impedir que los "malos" actores interesados se pasen a compradores con normas menos estrictas. También mitiga las consecuencias imprevistas de la EUDR, que de otro modo podrían hacer que los compradores abandonaran a los pequeños propietarios en favor de productores más grandes y cumplidores.

Cuando se trata de proteger los bosques, la colaboración entre diversos actores a escala de paisaje es la nueva dirección a seguir, y está ganando terreno. Con más de 110 grandes empresas ya comprometidas con un enfoque territorial y jurisdiccional, así como gobiernos, ONG y miles de agricultores en los países productores, un enfoque territorial ofrece nuestra mejor oportunidad para detener y revertir la deforestación impulsada por las materias primas agrícolas.

Lea el informe completo de TFA -publicado conjuntamente con la Red de Acción Jurisdiccional y apoyado por sus socios Proforest y CDP- aquí: Company Action in Collective Efforts for Sustainable Land Use at Scale.

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Health Impacts of Climate Change: Evidence Landscape and Role of Private Sector

Lars Christian Grødem-Olsen and Nils Fearnley

13 de junio de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Iniciar sesión
  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial