Health and Healthcare Systems

Del cerebro al intestino: 5 formas en que la crisis climática afecta tu salud

Una enfermera se prepara para administrar una vacuna contra la malaria a un bebé en el centro de salud de Datcheka, Camerún.

Enfermedades como la malaria han ido en aumento debido a la crisis climática. Image: REUTERS/Desire Danga Essigue

Charlotte Edmond
Senior Writer, Forum Agenda
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Health and Healthcare Systems??
La visión global
Explora y monitorea cómo SDG 02: Zero Hunger afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

SDG 02: Zero Hunger

  • La crisis climática está dañando nuestra salud mental y física, y un informe del Foro Económico Mundial estima que provocará 14,5 millones de muertes de aquí a 2050.
  • Las enfermedades transmitidas por mosquitos, como la malaria y el dengue, son algunas de las que van en aumento.
  • El aumento de las temperaturas también se ha relacionado con la depresión, la ansiedad, el estrés y el suicidio.

La crisis climática es también una crisis sanitaria. El aumento de las temperaturas, los fenómenos meteorológicos extremos y el mayor número de catástrofes naturales de origen climático están afectando a nuestra salud física y mental.

Más allá de las muertes inmediatas causadas por olas de calor, inundaciones y otros fenómenos extremos, los investigadores afirman que existe una tendencia más amplia de repercusiones sanitarias a largo plazo como consecuencia de la alteración de los sistemas alimentarios, un contacto más estrecho entre animales y seres humanos, y un aumento de las enfermedades transmitidas por vectores. Esto también incluye muchas enfermedades y afecciones que normalmente no pensaríamos que están relacionadas con el clima, como el Alzheimer y el Parkinson.

Según la Organización Mundial de la Salud, el cambio climático causará unas 250.000 muertes más al año sólo por desnutrición, malaria, diarrea y estrés térmico. Un reciente informe del Foro Económico Mundial -Cuantificación del impacto del cambio climático en la salud humana- concluye que, de aquí a 2050, causará 14,5 millones de muertes y más de 2.000 millones de años de vida sana perdidos.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el cambio climático?

El impacto de esta creciente carga sanitaria será probablemente desigual, pero no se limitará a los países más afectados por el aumento de la temperatura. Los sistemas sanitarios de todo el mundo, ya de por sí estresados, se verán obligados a aumentar su capacidad de resistencia y a estar mejor preparados.

Estos son algunos de los nuevos riesgos sanitarios derivados de la crisis climática.

Resumen del impacto de los riesgos climáticos en la salud
La crisis climática afecta a nuestra salud de múltiples maneras. Image: Foro Económico Mundial

1. Aumento de la malnutrición y la desnutrición

El cambio climático y la degradación del medio ambiente están afectando a las condiciones de crecimiento y a las cosechas de muchos cultivos, lo que provoca escasez de alimentos y malas cosechas. Para el año 2050, el riesgo de hambre y desnutrición podría aumentar un 20% si no se toman medidas para mitigar los efectos del cambio climático, según el Programa Mundial de Alimentos.

El impacto de la desnutrición y el hambre es mayor en bebés y niños. Cerca de 150 millones de niños menores de cinco años en todo el mundo sufren retraso en el crecimiento por falta de nutrientes. En 2020, 770 millones de personas pasarán hambre y otros 98 millones experimentarán inseguridad alimentaria, en comparación con la media de 1981-2010.

Impacto del cambio climático en los sistemas alimentarios.
En todo el mundo, una décima parte de la población ya se acuesta con hambre cada noche, y el cambio climático podría empeorar la situación. Image: Programa Mundial de Alimentos

2. Más enfermedades transmitidas por vectores, como la malaria

En los últimos años, enfermedades tropicales como la malaria y el dengue se han extendido a un terreno mucho más amplio. Los climas más cálidos están permitiendo que los mosquitos portadores de enfermedades prosperen en nuevas zonas y vivan más tiempo antes de que las olas de frío del invierno acaben con ellos.

El agua estancada tras las inundaciones y los fuertes aguaceros agrava el problema, además de contribuir al aumento de las enfermedades diarreicas. Por ejemplo, las inundaciones extremas de 2022 en Pakistán multiplicaron por cinco los casos de malaria en el país.

Esto significa que, en los próximos años, estas enfermedades pueden llegar a ser comunes en nuevas zonas no expuestas anteriormente. Sin embargo, las vacunas contra la malaria recientemente aprobadas ofrecen cierta esperanza, y millones de personas en situación de riesgo ya están vacunadas.

Muertes por malaria por regiones del mundo
Las nuevas vacunas contra la malaria ofrecen esperanzas en la lucha contra esta enfermedad mortal. Image: Our World in Data

3. Empeoramiento de las enfermedades cerebrales degenerativas

El aumento de las temperaturas también se ha relacionado con una mayor incidencia de enfermedades neurológicas como el Alzheimer, la demencia y la enfermedad motoneuronal. Los científicos creen que las temperaturas más cálidas afectan a las vías biológicas del cerebro y aceleran o causan alteraciones en proteínas cruciales. Se ha demostrado que un aumento de 1,5 grados de la temperatura media provoca un aumento de los ingresos hospitalarios de enfermos de Alzheimer y un empeoramiento de los síntomas. Se prevé que las muertes por enfermedades neurodegenerativas relacionadas con el calor aumenten a lo largo de este siglo.

Además de la conexión entre nuestro medio ambiente y la salud neurológica, también se ha encontrado un vínculo entre la contaminación del aire y el Alzheimer.

Loading...

4. Mayor riesgo de enfermedades no transmisibles

Según la OMS, tres cuartas partes de las muertes que se producen cada año en el mundo están causadas por enfermedades no transmisibles, como las cardiovasculares, el cáncer y la diabetes. La mayoría de ellas se producen en países de ingresos bajos y medios.

Además de contribuir directamente a estas enfermedades -por ejemplo, las olas de calor o la contaminación atmosférica aumentan la probabilidad de accidentes cerebrovasculares, infartos de miocardio y cáncer-, también hay repercusiones menos directas. El cambio climático perjudica a muchos de los factores determinantes de la buena salud, como los medios de subsistencia, una buena alimentación, el acceso a la atención médica y la igualdad.

¿Has leído?

5. Daños a nuestra salud mental

El cambio climático no sólo provoca enfermedades físicas: el aumento de las temperaturas se ha relacionado con la agresividad, la depresión, los suicidios violentos, la ansiedad y el estrés. Los estudios demuestran que las hospitalizaciones por trastornos mentales también aumentan con el aumento de las temperaturas.

El clima extremo repercute en los determinantes sociales y económicos de una buena salud mental, ya que puede llevar a la falta de vivienda, la inseguridad del agua y los alimentos y el desempleo.

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

La desigualdad está impulsando la resistencia a los medicamentos antimicrobianos. Así podemos frenarla

Michael Anderson, Gunnar Ljungqvist and Victoria Saint

13 de junio de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial