Economía Circular

3 enfoques de economía circular para reducir la demanda de metales críticos

La economía circular es mucho más que el reciclaje.

La economía circular es mucho más que el reciclaje. Image: Unsplash

Winnie Yeh
Lead, Responsible Sourcing, World Economic Forum Geneva
Comparte:
La visión global
Explora y monitorea cómo Economía Circular afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Economía Circular

  • El cambio de los combustibles fósiles a las energías renovables requiere enormes cantidades de metales críticos.
  • El reciclaje por sí solo no será suficiente para mantener la cantidad de materiales necesarios.
  • Tenemos que aumentar el uso compartido, la reutilización y la preferencia por la longevidad para reducir la demanda.

Necesitamos una revolución energética limpia, y la necesitamos ahora. Pero esta transición de los combustibles fósiles a las energías renovables necesitará grandes suministros de metales críticos como el cobalto, el litio y el níquel, por nombrar algunos. La escasez de estos minerales críticos podría aumentar los costes de las tecnologías de energía limpia.

Una vía obvia es extraer más material virgen, pero esto conlleva sus propios costes y consecuencias potencialmente no deseadas. Otra solución de la que se suele hablar es reciclar más y utilizar los metales que ya están en circulación. La complicación es que actualmente no tenemos suficientes metales en circulación, e incluso teniendo en cuenta el reciclaje, se prevé que la producción de minerales siga aumentando en casi un 500%. Entonces, ¿cómo debemos proceder?

Una economía totalmente circular es mucho más que reciclar; es mantener los materiales en su máximo valor. Es hora de mirar más allá de los materiales circulares. Estos tres cambios de mentalidad pueden ayudar a reducir la demanda de metales críticos.

En el diagrama del sistema de economía circular de la Fundación Ellen MacArthur, los metales se sitúan en el lado derecho del diagrama. Este diagrama muestra una priorización de enfoques. Las palancas situadas en los círculos interiores, como el
En el diagrama del sistema de economía circular de la Fundación Ellen MacArthur, los metales se sitúan en el lado derecho del diagrama. Este diagrama muestra una priorización de enfoques. Las palancas situadas en los círculos interiores, como el Image: Ellen McArthur Foundation.

1. Pasar de la propiedad al uso

Seamos sinceros, es probable que tengas al menos un teléfono móvil viejo escondido en el fondo de un cajón. Posiblemente también haya un disco duro sin usar ocupando espacio. No es el único. En Inglaterra, el coche o la furgoneta media solo se conduce el 4% del tiempo. Mientras que la mayoría ya tiene un teléfono personal, el 39% de los trabajadores de todo el mundo tiene ordenadores portátiles y teléfonos móviles proporcionados por el empleador.

Esto no es en absoluto eficiente en cuanto a recursos. Compartir más puede reducir la propiedad de equipos inactivos y, por tanto, el uso de material. Las plataformas de uso compartido de coches, como Getaround y BlueSG, ya han aprovechado esa oportunidad para ofrecer vehículos en los que se paga por hora de uso.

Para hacer posible una transición más amplia de la propiedad al uso, también debe cambiar la forma en que diseñamos las cosas y los sistemas. Por ejemplo, el uso compartido de vehículos es posible gracias a las nuevas funciones de desbloqueo sin llave. Del mismo modo, es necesario crear perfiles de usuario que distingan entre el trabajo y el uso personal en el mismo dispositivo para reducir el número de dispositivos por persona. Un proceso de diseño que se centre en satisfacer la necesidad subyacente en lugar de diseñar para la compra del producto es fundamental para esta transición. Esta es la mentalidad necesaria para rediseñar las ciudades con el fin de reducir los vehículos privados y otros usos.

2. Permitir la preferencia por la longevidad

¿Quién no quiere sacar el máximo partido a productos cotidianos como las lavadoras o, cada vez más, los paneles solares domésticos? Aumentar la longevidad de un producto puede reportar importantes beneficios. Mantener un teléfono inteligente durante cinco años en lugar de tres reduce la huella de carbono anual del teléfono en un 31%.

El problema es que las empresas de productos están incentivadas a vender más, no a diseñar para la longevidad. Aunque algunos fabricantes de productos están pasando a modelos de suscripción que recompensan la longevidad, la mayor oportunidad está en las plataformas comerciales. Hoy en día, los clientes pueden buscar productos por su precio, marca, color, especificaciones técnicas y, cada vez más, por su sostenibilidad. La durabilidad también debe ser una característica. El sitio de comercio electrónico Buy Me Once ofrece únicamente productos que duran toda la vida. Sus clientes ahorran tiempo y dinero, además de beneficios medioambientales. Sin embargo, se necesitan más datos y métricas de durabilidad consistentes antes de que podamos comparar y elegir fácilmente productos duraderos.

3. Construir el orgullo de la segunda vida

¿Qué ocurre si algo ya no puede utilizarse para el fin para el que se vendió originalmente? Cuando se sustituye la batería de un vehículo eléctrico, puede quedar hasta un 80% de su capacidad. Ya se han reutilizado baterías de vehículos eléctricos retiradas para alimentar farolas y un estadio. General Motors está empezando a diseñar baterías pensando en la facilidad de transición a una segunda vida. La electrónica de consumo reacondicionada se está poniendo lentamente de moda con empresas como Back Market y Refurbed.

En el mundo de las empresas, el aumento de la vida útil mediante la refabricación aporta el valor añadido de la reducción de costes y plazos de entrega. La refabricación constituye un trabajo más profundo que devuelve a los equipos usados su nivel de rendimiento original. En el caso de las inversiones a gran escala, como los aerogeneradores, puede casi duplicar el rendimiento de la inversión original al prolongar la vida útil de la turbina hasta 20 años.

Nódulo de manganeso con una esponja de aguas profundas. Expedición MiningImpact SO242
Nódulo de manganeso con una esponja de aguas profundas. Expedición MiningImpact SO242 Image: ROV KIEL6000, GEOMAR.

Introducir más de estos modelos circulares requiere un esfuerzo importante y cambios en nuestro modo de vida actual. Sin embargo, a menos que podamos reducir rápidamente la demanda de metales, necesitaremos más minas nuevas. Se ha dicho que la minería es el "blind spot" de la transición energética verde. En tierra, se ha asociado a la pérdida de biodiversidad, al uso excesivo de los recursos hídricos, a los residuos de las minas, a los problemas laborales y geopolíticos. Está surgiendo el interés por obtener estos minerales de las profundidades marinas, pero esto no está exento de otros riesgos medioambientales. Si se inicia la explotación minera allí, podrían extinguirse especies aún no descubiertas por la ciencia. Más de 100 organizaciones y más de 600 expertos advierten de ello.

Gran parte del debate en torno a la apertura de nuevas minas se articula en torno a la oferta y la demanda. Un libro blanco del Foro Económico Mundial de 2022 identificó la pregunta "¿necesitamos estos minerales?" como una de las lagunas de conocimiento que hay que cubrir antes de tomar una decisión sobre la gestión de los minerales de los fondos marinos.

Esta transición hacia un modelo totalmente circular es ahora más urgente que nunca. Si queremos avanzar, tenemos que reconsiderar a nivel sistémico cuánto utilizamos, así como la forma de reducir el uso. A menos que podamos reducir drásticamente el uso actual de los metales, el debate y la tensión sobre la búsqueda de nuevas minas no desaparecerán.

¿Has leído?
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Economía Circular Chemical and Advanced MaterialsMedio ambiente y seguridad de los recursos naturales
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Por qué las empresas deben unirse a la economía circular para lograr un éxito sostenible

Henrik Hvid Jensen

7 de febrero de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial