El Gobierno español ha aprobado esta semana una serie de ayudas a la automoción, que destinan las cuantías más elevadas a la compra de vehículos eléctricos. Para la adquisición de este tipo de coches no contaminantes la subvención puede llegar a los 5.500 euros. La Administración se ha propuesto hacer de los vehículos eléctricos una realidad, pero, ¿cómo de extendida está la compra de este tipo de automóviles en España? ¿Y en el resto del mundo?

La realidad es que los motores de combustión siguen dominando las ventas de automóviles de pasajeros en todo el mundo. Los vehículos eléctricos enchufables representaron apenas el 2,6% del total de ventas/matriculaciones de turismos nuevos el año pasado, y sólo ocho países registraron una cuota del 5% o más. Como muestra el siguiente gráfico de Statista, Noruega fue la excepción más notable, con casi un 56%, e Islandia, Suecia y Finlandia también figuran entre los cinco primeros países, lo que demuestra la rápida adopción de los coches eléctricos en los países nórdicos. En el resto de la región, estos automóviles todavía tienen un uso casi marginal. En España, el porcentaje de adquisición de este tipo de vehículos apenas alcanzó el 1,39% en 2019.

Imagen: Statista