Hay más de 2000 especies de luciérnagas en el mundo. Todas ellas están en peligro como consecuencia del uso de pesticidas y la pérdida de hábitat.

La acción humana está poniendo en peligro a las luciérnagas en todo el mundo. Hay aproximadamente 2000 especies de estos insectos, y durante décadas diferentes industrias las han empujado al borde de la extinción. Ahora, los científicos están empezando a notar la diferencia.

Investigadores de la Universidad de Tufts y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza han estudiado sus poblaciones para comprender mejor su estado de conservación. Realizaron una encuesta a diversos expertos en luciérnagas de todo el mundo, y difundieron los resultados en la revista BioScience con el objetivo de determinar las mayores amenazas para la supervivencia de sus especies locales.

Según la encuesta, la pérdida de hábitat es la amenaza más importante para la supervivencia de las luciérnagas en la mayoría de las regiones geográficas, seguida de la contaminación lumínica y el uso de pesticidas. Estos factores incrementan la probabilidad de extinción para ciertas especies

"Muchas especies de vida silvestre están disminuyendo porque su hábitat se está reduciendo", dijo Sara Lewis, investigadora principal y profesora de biología en la Universidad de Tufts.

Algunas especies de luciérnagas son especialmente vulnerables a la destrucción del hábitat porque necesitan de condiciones ambientales muy específicas. Por ejemplo, la luciérnaga de Malasia (Pteroptyx tener), famosa por su parpadeo sincronizado, se concentra en los manglares.

Investigaciones pasadas demostraron pérdidas considerables en esta especie después de que su hábitat se convirtiera en plantaciones de aceite de palma y granjas acuícolas.

CONTAMINACIÓN LUMÍNICA Y PESTICIDAS

La contaminación lumínica es la segunda mayor amenaza. Dado que muchas luciérnagas confían en su luz natural para encontrar parejas, iluminar la noche con luz artificial causa estragos en la vida amorosa de los insectos.

Fireflies seeking mates light up in synchronised bursts inside a forest at Santa Clara sanctuary near the town of Nanacamilpa, Tlaxcala state, Mexico, July 24, 2017. Picture taken July 24, 2017. REUTERS/Edgard Garrido     TPX IMAGES OF THE DAY - RC14CE516620
Imagen: REUTERS/Edgard Garrido

Además de modificar el ritmo natural de los seres vivos (incluidos nosotros), la contaminación lumínica arruina los rituales de apareamiento de las luciérnagas.

El uso agrícola de pesticidas es la tercera amenaza más importante. Estos productos no discriminan entre especies invasoras, plagas, luciérnagas y especies polinizadores esenciales.

Pero si bien todo esto presenta un panorama muy triste, al determinar cuáles son los riesgos, los investigadores podrán predecir mejor qué poblaciones son más o menos vulnerables. Por ejemplo, las hembras de la especie fantasma azul de los Apalaches (Phausis reticulata) no pueden volar, lo que les prohíbe simplemente emigrar a otro lugar.

Sonny Wong, uno de los co-autores del estudio, considera que su objetivo es “poner este conocimiento a disposición de los administradores de tierras, los encargados de formular políticas y los fanáticos de las luciérnagas en todas partes".

"Queremos mantener a las luciérnagas iluminando nuestras noches durante mucho, mucho tiempo", concluyó.