En los últimos años múltiples estudios han señalado la gravedad del problema de los microplásticos en los océanos, mares y vías fluviales del planeta, pero ¿qué son y de dónde vienen todas estas pequeñas piezas de plástico? Los microplásticos son diminutos fragmentos de plástico que por ser difícilmente degradables son frecuentemente absorbidos por organismos. De este modo, se integran a la cadena alimenticia y contaminan los entornos más remotos.

Según un informe realizado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés), la mayoría de los microplásticos en los océanos provendría del lavado de textiles sintéticos. Tal y como muestra la siguiente infografía de Statista, más de un tercio de las fibras de plástico en el mar se atribuyen a telas sintéticas, mientras que aproximadamente el 28% es generado por el desgaste de neumáticos arrojados al mar.