Que levante la mano quien no ha llegado a casa sin ser consciente del trayecto, ha hecho mentalmente la compra en el transcurso de una reunión o se ha sorprendido planeando una cena en la cola de un banco.

Ejemplos hay miles, según personas, momentos o escenarios, pero respuestas, una, porque todos dejamos de ser conscientes más de una vez al día y actuamos y pensamos sin darnos cuenta de que lo estamos haciendo.

En una entrevista con EFE, el psicólogo clínico Pedro Moreno explica que esto ocurre, aunque parezca obvio, porque los humanos tenemos una capacidad innata de "funcionar en automático", demasiado sobrevalorada y que se relaciona con la "multitarea" y con altas dosis de eficiencia y productividad.

Según este experto, que la mente salte de un asunto a otro sin mecanismos de control y, sobre todo, sin que se sea consciente de ello, podría considerarse una especie de "seguro de vida" de los humanos de no ser por la excesiva "letra pequeña" que encierra ese "contrato" y que está íntimamente relacionada con el estrés y la ansiedad.

"Yo siempre hablo a mis pacientes del famoso 'nenico: ¿estás en lo que estás?' que decimos en la huerta" para avisar coloquialmente al que tenemos enfrente sobre su dispersión, explica Pedro Moreno, premio extraordinario de carrera y sobresaliente cum laude en su tesis doctoral, que ha escrito siete libros, seis de ellos de autoayuda, con la ansiedad y las fobias, sus dos grandes especialidades, como hilo conductor.

El último de sus trabajos, "Abrirse a la vida", editado por Desclée De Brouwer, es un compendio de consejos y estrategias, basados en ejercicios de mindfulness y el concepto budista de la compasión, que surgió de la propia necesidad del autor de enfrentarse a la ansiedad, tristeza y rabia causadas por la muerte de su madre por una negligencia médica.

Moreno, que trabaja este verano en un nuevo libro, emplea de forma habitual desde 2015 con sus pacientes la meditación mindfulness, además de llevar a cabo de forma periódica grupos de entrenamiento en estas técnicas tanto en su consulta privada como en el centro de salud de Molina de Segura en el que trabaja.

El mindfulness es "estar en lo que estás", es la atención consciente al momento presente o estar en el "aquí y ahora" con los cinco sentidos, sin permitir a la mente que vuele al futuro o se regodee en el pasado para desencadenar, así, el torrente de emociones positivas o negativas que nos alejan del "ahora", sostiene a EFE.

Según Pedro Moreno, vivir en el presente es lo opuesto a la ansiedad, un trastorno que afecta al 6,7 por ciento de la población española, exactamente la misma cifra de personas con depresión, que tiene más del doble de prevalencia femenina (9,2%) que masculina (4%) y más incidencia en primavera que en el resto del año por el aumento de luz y la estimulación que ésta provoca.

El autor, que se inició en la meditación con Jigme Khyentse Rimpoché y Tsetrul Pema Wangyal Rimpoché, dos maestros tibetanos de reconocido prestigio, y mantiene su formación constante a través de periódicos retiros internacionales con grandes maestros del budismo, defiende la meditación como herramienta para conocer el funcionamiento de la mente y evitar, de esa forma, que alimentemos el propio sufrimiento.

"Meditar es familiarizarte con tu mente, es entrenarla en la atención consciente", afirma este psicólogo, que precisa: "no tiene que ver con la concentración ni tampoco con la relajación, sino con un estado de reposo mental, consciente, que podría compararse con la actitud del pastor experimentado que contempla y vigila al rebaño desde la distancia".

De la misma forma en que el pastor conoce a sus ovejas "nosotros tenemos la oportunidad de conocer nuestra mente, entrenar esa capacidad innata del hombre, tomar distancia" de los pensamientos y emociones que desatan la ansiedad y, en definitiva, anclarnos en el presente porque, según concluye este psicólogo clínico, en el "aquí y ahora" está la llave de nuestra salud mental.