España se sitúa a la cabeza de la Unión Europea (UE) en la apuesta por el 5G, ya que es el país miembro que más pruebas ha realizado y uno de los pocos que disponen de una estrategia nacional para su desarrollo, según el observatorio europeo de las telecomunicaciones de quinta generación.

A España le siguen Francia, Italia y Alemania en cuanto a número de pruebas piloto realizadas con este tipo de tecnología y, entre los cuatro, copan el 40 % de todas.

En su último informe trimestral, el Observatorio 5G de la UE ha revelado, además, que España se encuentra entre los únicos once países miembros de la UE que disponen de una estrategia nacional, con el "Plan Nacional 5G" lanzado por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital a finales de 2017.

El Observatorio de la UE ha recordado que ya en julio de 2018 en España se subastaron tramos de banda de los 3,6 y 3,8 gigahercios del espectro radioeléctrico para que los operadores pudieran avanzar hacia el lanzamiento de redes comerciales de 5G.

Según ese organismo, Vodafone fue el operador que más invirtió en esa subasta, en la que adquirió 18 bloques de 5 megahercios (MHz) por 198,1 millones de euros, seguido de Orange, con 12 bloques de 5 MHz por 132,1 millones, y Telefónica, con 10 bloques de 5 MHz por 107,4 millones. En total, la subasta recaudó 438 millones de euros.

Gracias al espectro adquirido en esa subasta, Vodafone fue el primero y hasta el momento el único que lanzó el pasado junio servicios comerciales sobre redes de 5G en España, entre otros países europeos.

En concreto, el 5G comercial de Vodafone está disposible en 15 ciudades españolas: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga, Zaragoza, Bilbao, Vitoria, San Sebastián, La Coruña, Vigo, Gijón, Pamplona, Logroño y Santander.

La UE ha destacado la apuesta del Gobierno español por el 5G tras la designación de un presupuesto de un millón de euros para la creación de un observatorio nacional del 5G en Barcelona.

En cuanto al resto de operadores, Orange ha apuntado hacia el segundo semestre de 2019 como el período en el que lanzará su 5G comercial, mientras que Telefónica lo hará a lo largo de 2020, de acuerdo con los datos recogidos en el informe.

En este sentido, según la normativa actual de la UE, esta tecnología deberá estar disponible en, al menos, una de las ciudades de cada país miembro a finales de 2020, con lo que todas las bandas radioeléctricas que se vayan a usar para telecomunicaciones de 5G deberán estar asignadas y operativas antes del 1 de enero de 2021.

La más esperada es la subasta de la banda de 700 MHz, utilizada en un principio por la televisión digital terrestre (TDT), ya que permite coberturas geográficas muy amplias.

La subasta de esta banda en España fue inicialmente fijada para la primavera de 2019, aunque se pospuso hasta los primeros meses de 2020, con lo que se espera que, a partir de junio de ese año, se pueda empezar a operar en ella.