Ayer la revista Bloomberg publicó un ranking con los países más saludables del mundo con España a la cabeza, por encima de Italia, el hasta ese momento número uno. Según la publicación económica, los hábitos alimenticios mediterráneos tuvieron mucho que ver en esta decisión. Esto es así a pesar de que los españoles se encuentran entre los grandes consumidores de carne del mundo, con 94 kg al año, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura vía Our World in Data. Muy pocos países, entre los que se están Australia, Estados Unidos, Argentina, Brasil, y Nueva Zelanda registran valores superiores.

A finales de 2015, la Organización Mundial de la Salud incluyó la carne procesada entre los alimentos que pueden causar cáncer, en concreto, de colon, en una decisión que fue foco de no pocos titulares. En la actualidad, el organismo achaca la ingesta de esta al fallecimiento prematuro de alrededor de 34.000 personas al año, cifra que, por otro lado, es sensiblemente inferior a la del tabaco (un millón de fallecimientos al año) o el alcohol (600.000).