En 2018, el 60% de las conexiones móviles procedían de teléfonos inteligentes, tal y como recoge el informe "The Mobile Economy 2019" de la Asociación GSM, que representa operadores móviles de todo el mundo. Esta cifra aumentará, según los cálculos de la organización, hasta el 71% en 2025.

Estos datos indican que en algunas regiones del mundo los fabricantes de smartphones y de infraestructuras asociadas a estos, como redes de telecomunicaciones, cuentan a día de hoy con mucho margen para expandirse. El caso más extremo es el África Subsahariana, en el que en gran parte motivado por la falta de recursos económicos de los habitantes de la región, en la actualidad solo el 36% de las conexiones móviles son de teléfonos inteligentes.

Imagen: Statista