En la oscuridad casi total, se las puede escuchar antes de verlas... Sonmillones de cucarachas que viven, se escabullen y revolotean entre tableros de madera mientras devoran toneladas de restos de comida, en una nueva forma de eliminación de residuos urbanos.

El aire es cálido y húmedo, como les gusta a las cucarachas, de forma que se garantiza que las colonias mantengan su salud y su voraz apetito.

En las afueras de Jinan, capital de la provincia oriental de Shandong (China), se engorda a mil millones de cucarachas con materia orgánica procedente de restos de alimentación; con un promedio diario de 50 toneladas (equivalente en peso a siete elefantes adultos) de productos que en otras circunstancias acabarían en vertederos o incineradoras.

Los insectos se alimentas de restos de comida y más tarde se convierten en proteína para animales de granja
Imagen: REUTERS

Los residuos que se convertirán en alimentos para cucarachas llegan antes del amanecer a la planta de Shandong Qiaobin Agricultural Technology Co, donde se alimenta a los insectos a través de una rede de tuberías.

Shandong Qiaobin planea instalar otras tres plantas de este tipo el próximo año, con el objetivo de procesar un tercio de los desechos de cocina producidos por Jinan, una ciudad que alberga a unos siete millones de personas.

Evitar los vertederos de basuras

Las ciudades chinas en expansión están generando más desperdicio de alimentos de lo que pueden acomodar en los vertederos, y las cucarachas podrían ser una manera de deshacerse de esta gran cantidad de restos de alimentos, proporcionando alimentos nutritivos para el ganado cuando los insectos finalmente mueren y, algunos dicen, cura para enfermedades estomacales y tratamientos de belleza.

Imagen: REUTERS/Thomas Suen

La prohibición del gobierno de China de usar desperdicios orgánicos como alimento para cerdos -debido a los recientes brotes de peste porcina africana- también está estimulando el crecimiento de la industria de las cucarachas en este país.

“Las cucarachas son un camino biotecnológico para la conversión y el procesamiento de los desechos de cocina”, dijo Liu Yusheng, presidente de la Asociación de la Industria de Insectos de Shandong.

Las cucarachas también son una buena fuente de proteínas para los cerdos y otros animales de granja. “Es como convertir la basura en recursos”, dijo la presidenta de Shandong Qiaobin, Li Hongyi.

Cinta de transporte de los restos de alimentación destinados a la planta de cucarachas en Jinan
Imagen: REUTERS/Thomas Suen

Iniciativa empresarial

En una aldea remota en Sichuan, Li Bingcai, de 47 años, tiene ideas similares. Li, anteriormente un vendedor de teléfonos móviles, ha invertido un millón de yuanes (unos 140.000 euros) en cucarachas, que vende a granjas de cerdos y pesquerías como alimento y a compañías farmacéuticas como ingredientes medicinales.

Su granja ahora tiene 3,4 millones de cucarachas. ”La gente piensa que es extraño que yo haga este tipo de negocios”, dijo Li. “Tiene un gran valor económico, y mi objetivo es llevar a otros aldeanos a la prosperidad si siguen mi ejemplo”. Su aldea tiene dos fincas. El objetivo de Li es crear 20.

Producción de derivados farmacéuticos con substancias procedentes de la planta de cucarachas
Imagen: REUTERS

En otras partes de Sichuan, una compañía llamada Gooddoctor está criando seis mil millones de cucarachas. ”La esencia de la cucaracha es buena para curar las úlceras orales y pépticas, las heridas de la piel e incluso el cáncer de estómago”, dijo Wen Jianguo, gerente de la instalación de cucarachas de Gooddoctor.

Los investigadores también están estudiando el uso de extracto de cucaracha en máscaras de belleza, píldoras de dieta e incluso tratamientos de pérdida de cabello.

En Gooddoctor, cuando las cucarachas llegan al final de su vida útil de alrededor de seis meses, son expulsadas por vapor, lavadas y secas, antes de enviarlas a un enorme tanque de extracción de nutrientes.

Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de que las cucarachas se escaparan, Wen dijo que sería digno de una película de desastre, pero que tomó precauciones. “Tenemos un foso lleno de agua y peces”, dijo. “Si las cucarachas se escapan, caerán en el foso y los peces se las comerán a todas”. JEC

Exterior de las instalaciones de Shandong Qiaobin Agriculture Technology en las afueras de Jinan
Imagen: REUTERS