El periódico británico The Guardian publicó a finales de noviembre los resultados de un macroestudio científico sobre el aumento del apoyo a los partidos populistas en el continente europeo. Según dicho estudio, estos movimientos, caracterizados por enfrentar al pueblo llano con las élites (ya sea que partan de una ideología de izquierdas o derechas), habrían triplicado su apoyo en los últimos veinte años. De hecho, estos habrían aumentado su proporción de voto conjunta de alrededor del 7% a más del 25% en las elecciones generales de cada Estado. No obstante, el análisis de The Guardian presenta datos todavía más llamativos. El número de europeos gobernados por un Gobierno con al menos un miembro populista ha pasado de los 12,5 millones en 1998 a más de 170 millones en 2018, tal y como muestra este gráfico de Statista.