Un nuevo informe de análisis del clima ha hecho saltar la alarma para África determinando que dos de cada tres ciudades en el continente están en "riesgo extremo" ante las amenazas del cambio climático. Los expertos dicen que el 95% de las 234 ciudades clasificadas como de "riesgo extremo" se encuentran en África y Asia, lo que evidencia los temores de que los países más pobres del mundo paguen el precio más alto del cambio climático. Según los analistas, 84 de las 100 ciudades del mundo con un crecimiento demográfico más rápido están en "riesgo extremo", y 79 de ellas se sitúan en África. Con todo, advierten: dos tercios de las ciudades africanas podrían verse severamente afectadas por el calentamiento global antes de 2035.

Al combinar las nuevas proyecciones de las Naciones Unidas sobre las tasas de crecimiento anual de la población en más de 1800 ciudades con datos subnacionales del Índice de Vulnerabilidad al Cambio Climático (CCVI), la consultora británica Verisk Maplecroft ha llegado a la conclusión de que la amenaza del cambio climático en los próximos 30 años tendrá un mayor impacto en las 100 ciudades de más rápido crecimiento de población.

Entre las ciudades que corren un mayor riesgo se encuentran: Kampala en Uganda, donde la población anual crecerá un promedio del 5,1% entre 2018 y 2035; Dar es-salam en Tanzania (4,8%); Abuja (4,5%) y Lagos (3,5%) en Nigeria; Adís Abeba (4,3%) en Etiopía; y Luanda (3,7%) en Angola. Kinshasa, por ejemplo, alberga actualmente a unos 13 millones de personas, pero esa cifra se duplicará para 2035.

Todo ello, podría traer efectos en cadena como mayores índices de criminalidad y disturbios civiles, tal como los analistas del estudio expusieron en la rueda de prensa ofrecida el pasado 14 de noviembre.

Según la consultora, hay una estrecha relación entre la vulnerabilidad al cambio climático y las tasas de crecimiento de la población en estas ciudades. Dadas las carencias existentes en servicios de atención médica adecuada y sistemas de mitigación de los desastres, se espera que las poblaciones urbanas de África corran grandes riesgos. Las poblaciones de rápido crecimiento actúan como un multiplicador de riesgo en ciudades de bajos ingresos con infraestructura pública deficiente y mecanismos de respuesta a desastres inadecuados. Y con cada vez más población ejerciendo presión sobre las infraestructuras urbanas, se pronostican grandes desafíos para las estas ciudades.

Imagen: Grandes economías del futuro: Bangladesh, India, Philippines, Vietnam and Pakistán, la mayoría bajo riesgo climático / Índice de Vulnerabilidad al Cambio Climático (CCVI), de la consultora británica Verisk Maplecroft / Índice de Vulnerabilidad al Cambio Climático (CCVI), de la consultora británica Verisk Maplecroft

Mientras el Fondo Monetario Internacional estima que 8 de las 10 principales economías de más rápido crecimiento entre 2018 y 2023 serán países africanos, el cambio climático podría frenar el desarrollo de los mercados africanos. El estudio indica que hasta un 47% del PIB de África estará en "riesgo extremo" por el cambio climático para 2023, un porcentaje significativamente más alto que cualquier otro continente.

"Los daños a la infraestructura, las propiedades y los activos causados por ciclones tropicales o inundaciones se encuentran entre los impactos más evidentes, pero no se deben ignorar las posibles interrupciones causadas por las amenazas secundarias de la enfermedad y los aumentos de delitos y disturbios civiles. La sequía, el fracaso de las cosechas y la inestabilidad provocada por el cambio climático también pueden aumentar los riesgos al conducir a un número aún mayor de personas hacia ciudades a través de la migración transfronteriza y rural", dice el informe.