La OCDE señala el exceso de hospitalizaciones, el abuso de fármacos y tratamientos sin contrastar como grietas económicas de los sistemas sanitarios en la UE.

"Muchos se presentan en los hospitales porque la atención primaria no está disponible", explican. En España los recortes han sido un 4% mayores en centros de salud.

El informe pide más peso de los medicamentos sin patente que suponen una cuarta parte del valor del mercado en España.

La inversión en atención primaria es muy rentable para los sistemas sanitarios: permite economizar esfuerzos más costosos como los de atención especializada y dedicar esos recursos a otras áreas. También el uso de medicamentos genéricos tiene esa capacidad. Ambas medidas servirían para evitar gastos poco útiles que llegan hasta un 20% de la inversión sanitaria en la Unión Europea, según un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) publicado este jueves. España gasta unos 95.000 millones de euros en sanidad. El gasto medio de la OCDE es de 2.773 euros y el español de 2.446 euros.

La organización considera que muchos ingresos hospitalarios son "evitables". Sobre todo los de las patologías más extendidas en Europa: diabetes, enfermedad obstructiva pulmonar, asma, fallo cardíaco e hipertensión. "Muchos pacientes se presentan en los hospitales simplemente porque la atención primaria no está disponible". Así, se acude al servicio de urgencias. La Sociedad Española de Medicina de Urgencias asegura que hasta la mitad de todos los ingresos proceden de este servicio.

Imagen: OCDE

Según el estudio Panorama de la Salud 2018, estas enfermedades generan 4,6 millones de admisiones, un 6,5% del total en la Unión Europea. La OCDE calcula que en España, los ingresos evitables podrían ser hasta el 6,3% del total. La media de la UE es de 5,5%. Y añade que muchos de estos ingresos podrían evitarse con una "mejor gestión tanto de patologías crónicas como agudas fuera del hospital". La Organización Médica Colegial española calculó en 2016, que los recortes económicos en Primaria habían sido hasta un 4% superiores a la media del resto del sistema sanitario.

Imagen: Gasto sanitario por habitante./ OCDE

Otra de las partidas en la que la OCDE ve margen para un gasto racional es el de los medicamentos que suponen el 17% del presupuesto sanitario público y privado a nivel europeo. En España es un poco más, pero no llega al 20% (sin incluir los medicamentos hospitalarios). Supone un mercado de unos 18.000 millones de euros a lo que añadir los productos de hospital. Algo menos de dos tercios es a cuenta de presupuestos públicos y el resto del bolsillo privado o las aseguradoras, indica la OCDE.

El estudio concluye que los países pueden crear alianzas para ganar "fuerza negociadora" a la hora de adquirir fármacos de los laboratorios. También apuesta por "crear mercados competitivos y promover el uso de genéricos y biosimilares". En España el mercado de genéricos anda en menos de la mitad del volumen total y un 25% del valor del negocio. La organización insiste en que estas medidas de ahorrar "no significa necesariamente gastar menos sino que puede suponer obtener más valor con el gasto actual".

Imagen: OCDE