“El Cinturón de Fuego del Pacífico está más activo que nunca y está activando otros volcanes” es lo que se observa en varias publicaciones en Facebook y YouTube en días pasados. Estos contenidos alertan de una presunta oleada de erupciones en la región tras la violenta explosión del Volcán de Fuego en Guatemala este fin de semana y la intensa actividad del Kilauea en Hawái en mayo. Tan solo uno de estos videos ha sido compartido más de 1.600 veces en 36 horas y acumula más de 30.000 reproducciones en Facebook.

Imagen: Verne

Estos con algunos mitos que se han difundido de los fenómenos recientes. Vernepreguntó a dos expertos vulcanólogos de la UNAM sobre el Círculo de Fuego del Pacífico y la actividad volcánica a nivel mundial.

¿Si hace erupción un volcán del Cinturón de Fuego los demás se pueden activar?

No. Hasta el momento no se ha comprobado que haya una relación entre varios volcanes, incluso cuando estén cerca uno del otro, ya que no comparten la cámara magmática. “No hay riesgo de que el Pacaya o el Volcán de Agua que están al lado del Volcán de Fuego entren en erupción”, detalla a Verne Lilia Arana, vulcanóloga de la UNAM.

Existen dos tipos de volcanes: los monogenéticos, que solo han registrado una explosión o erupción en su historia y los poligenéticos o estratovolcanes, que han registrado varios episodios. “Tienen erupciones cíclicas. Es incierto saber cuándo se van a volver a repetir. Este volcán había tenido unas seis erupciones como esta, la última registrada en 1976”, dice Arana.

¿Está relacionada la erupción del Kilauea con el Volcán de Fuego?

Denis Legrand, investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM indica que no existe relación entre ambos fenómenos. “Es una mera coincidencia en el tiempo, se trata de dos volcanes muy distintos, uno es un punto caliente en el caso de Hawái y el de Guatemala se encuentra en una zona de subducción”, dice a Verne, vía telefónica.

Este mapa de volcanes con más actividad muestra que el volcán Kilauea no se encuentra en el Cinturón de Fuego, sino que se trata de un punto caliente sobre la placa del Pacífico, pero muy lejos de los puntos de subducción.

Imagen: La mayor parte de los volcanes activos se encuentra en el Círculo de fuego, a excepción del Kilauea, que está en medio/ Verne.

¿Puede aumentar la actividad sísmica en México por la erupción de volcanes?

Según Arana, los terremotos y los volcanes son dos cosas que no deben mezclarse. “Ellos (Guatemala y el Cinturón de Fuego) están muy cerca de la placa y nuestros volcanes no, la tectónica (parte de la geología que estudia la estructura de la corteza de la Tierra) de la región es diferente”, dice.

Además, la actividad sísmica de un volcán es diferente a un sismo tectónico como el registrado el 19 de septiembre de 2017 en el centro del país. “El (sismo) volcánico se produce antes de la erupción y solo es percibido cerca del volcán mientras que el sismo tectónico, como el de un terremoto, implica porciones de terreno más grandes y es percibido en un área mayor”, comenta.

Después de las erupciones, ¿Existe la posibilidad de que volcanes aparentemente apagados se puedan volver a activar?

Legrand explica que un volcán se considera activo si ha registrado explosiones en los últimos 10.000 años, ya que se habla del tiempo geológico, el cual se mide en periodos largos. “Es poco probable que uno se active. Los volcanes, a pesar de estar muy cercanos entre sí, difícilmente comparten cámara magmática, que es la que alimenta su crecimiento y explosividad del volcán”, dice Arana.