Kim Kardashian es una campeona improbable de las estadísticas, pero un tweet de la estrella de televisión en enero de 2017 contenía una cifra sorprendente que ha sido nombrada Estadística Internacional del Año.

Ella compartió una tabla que muestra una variedad de formas violentas o inesperadas en las que las personas mueren cada año en los Estados Unidos. El objetivo de Kardashian era destacar cuántos estadounidenses más son asesinados por ciudadanos con armas de fuego, que por terroristas.

La tabla también reveló que las cortadoras de césped son en realidad más mortales que los terroristas.

De acuerdo con la tabla a continuación, publicada por primera vez por Huffington Post, un promedio de 69 personas mueren cada año en accidentes que involucran cortadoras de césped. En comparación, 14 personas son asesinadas cada año por terroristas. Los asesinos en esta categoría incluyen a los musulmanes inspirados por la filosofía yihadista, así como a los extremistas blancos de extrema derecha. Ambas categorías incluyen ciudadanos estadounidenses.

Tendencia del cortacésped

La estadística de 69 muertes por cortacésped al año fue nombrada como la Estadística Internacional del Año por 2017 por la Real Sociedad de Estadísticas del Reino Unido.

Liberty Vittert, miembro del panel de jueces de la Royal Society, dijo: "todos los integrantes del panel se mostraron particularmente atraídos por esta estadística y su percepción del riesgo, un concepto clave tanto en las estadísticas como en la vida cotidiana".

Los datos más recientes muestran que la muerte por cortadores de césped es una tendencia creciente: entre 2006 y 2015 hubo 723 muertes por cortacéspedes, un promedio de 72 por año.

Y en el período de 10 años entre 2007 y 2016 hubo 758 muertes causadas por cortadoras de césped, un promedio de 76 por año.

Durante el mismo período, el CDC registró ocho muertes en total relacionadas con el terrorismo, un promedio de menos de una muerte por año.

Las muertes por rayos se promediaron a 30 por año. Caer de la cama puede resultar excepcionalmente peligroso. Un promedio de 802 personas mueren de esta manera cada año.

Brecha de percepción

Esta disparidad entre las muertes relacionadas con el terrorismo y los accidentes cotidianos, como la caída de la cama, ponen de manifiesto una brecha entre la realidad y las percepciones de las personas.

La Encuesta sobre los temores estadounidenses de 2017 de Chapman University revela que el 43.3% de los estadounidenses tienen miedo o mucho miedo a un ataque terrorista.

Muchos menos, solo el 28.1%, temen un tiroteo masivo al azar, y solo el 18.3% teme ser asesinado.

Comparemos esos miedos con la realidad. Los estadounidenses tienen 14,381 veces más probabilidades de ser asesinados por un arma de fuego en poder de un conciudadano que de ser asesinados en un ataque terrorista.

Los datos de los CDC muestran un total de 115,053 muertes en los Estados Unidos fueron causadas por armas de fuego entre 2007 y 2016, un promedio de 11,500 por año.

Pero Estados Unidos no es el único país donde existen grandes brechas entre la percepción y la realidad.

De hecho, según el último Índice de Percepción de Ipsos MORI, EE.UU. solo tiene la décima mayor brecha de percepción en el mundo.

En temas que van desde tasas de homicidios hasta embarazos en adolescentes, es probable que los encuestados sudafricanos dieran las conjeturas menos precisas sobre dónde estaban las cifras.