Esta semana el secretario del Tesoro de Donald Trump, Steve Mnuchin, y el director de Economía Nacional, Gary Cohen, han anunciado una reforma fiscal con la que pretenden aumentar su crecimiento económico, crear empleo y mejorar la situación de la clase media americana, esta última consigna central de la campaña electoral. Además, como ya anunció antes de los comicios, la Administración Trump ha presentado una reforma fiscal que incluye la bajada de impuestos a las empresas con el fin de que estas no abandonen el territorio nacional para ahorrarse costes. Esta, no obstante, tiene que ser aprobada por el Congreso.

Como muestra esta infografía de Statista, en la actualidad Estados Unidos es uno de los países con el impuesto de sociedades más elevado, del 35%, según datos de Deloitte. Si el plan de Donald Trump es ratificado, este tributo pasará al 15%, 20 puntos menos.

Esta infografía ha sido publicada en este artículo de El Economista.