La temporada de Fórmula 1 comenzará a finales de este mes, enfrentando a los pilotos más talentosos con las máquinas más perfeccionadas entre sí.

La imagen de un diseñador de autos sentado frente a un ordenador, trabajando en una visualización 3D compleja, es consistente con nuestra percepción de una "persona creativa", pero eso no le hace pensar que la acción de conducir un auto de Fórmula 1 también es un proceso creativo.

De hecho, los conductores están continuamente buscando la forma de aprovechar al máximo todas las oportunidades que ofrece su coche, las condiciones y sus competidores. El mundo de la Fórmula 1 representa un fascinante laboratorio para explorar la creatividad humana a través de los conductores y sus equipos.

Podemos pensar en la creatividad humana en el contexto de cuatro componentes:

Componentes de la creatividad

La persona creativa

Recientemente, estuve hablando con un colega sobre el piloto finlandés de Fórmula 1, Kimi Räikkönen. Reflexionábamos sobre los informes de la capacidad excepcional del Campeón del Mundo 2007 de "conceptualizar el espacio tridimensional". Teóricamente, si un conductor puede simular un circuito de carreras en su cerebro en "más alta definición" que otro conductor, puede imaginar más escenarios posibles y aprovecharlos.

Kimi demostró su acercamiento creativo a la conducción a edad muy temprana. Existe una historia legendaria de cuando corría en kart siendo muy joven. Un fin de semana de carreras en Mónaco, el kart de Kimi chocó y pasó por sobre la barrera. Su kart terminó fuera del circuito. La barrera era demasiado alta, y el kart demasiado pesado, para levantarlo y ponerlo nuevamente en la pista. Kimi continuó conduciendo junto al circuito, del otro lado de la barrera, hasta que se le terminó el camino. En este punto, Kimi pudo levantar el kart y ponerlo en la pista. Kimi siguió en carrera, se abrió camino entre los demás participantes y finalizó en el tercer lugar.

Creatividad en el trabajo del conocimiento

La creatividad es fundamental en las carreras, los equipos y los conductores, y es cada vez más importante en el contexto del trabajo del conocimiento.

Cuando el objetivo del trabajo era extraer la mayor cantidad posible de energía física del trabajador y transformarla en un producto tangible, la mayoría del trabajo del conocimiento afectaba por completo esta ecuación. Las organizaciones de trabajo del conocimiento transforman la energía mental en ideas y entendimiento, algo que será cada vez más importante a medida que la automatización reemplace muchas de las tareas repetitivas, basadas en procesos.

El año pasado, el informe del Foro Económico Mundial "El futuro del trabajo" identificó la compleja resolución de problemas, el pensamiento crítico y la creatividad como las tres principales habilidades necesarias para prosperar en la cuarta revolución industrial

El año pasado, el informe del Foro Económico Mundial "El futuro del trabajo" identificó la compleja resolución de problemas, el pensamiento crítico y la creatividad como las tres principales habilidades necesarias para prosperar en la cuarta revolución industrial. Tanto la compleja resolución de problemas como el pensamiento crítico requieren imaginación, innovación y capacidad para percibir múltiples perspectivas. Se puede argumentar que esto hace que la creatividad sea la base del "podio de las habilidades futuras".

Las tareas eficaces, orientadas a la productividad son fáciles de reproducir por otro ser humano, incluso por una máquina. La creatividad es rara. La creatividad es el antídoto contra el veneno de la eficacia sobre la eficiencia. Es la solución para evitar enviar interminables correos electrónicos y hacer presentaciones sin sentido, porque nos permite percibir las nuevas oportunidades que aparecen frente a nosotros. Mientras se debaten qué factores específicos proporcionan las circunstancias óptimas para la creatividad, es indudable que la estrategia de la fuerza bruta y del registro de las horas de trabajo, no está entre ellos.

Todos los seres humanos tienen la capacidad de ser creativos

Todos los seres humanos tienen la capacidad de ser creativos y muchos de nosotros podríamos desarrollar más nuestro potencial creativo con el proceso y las condiciones adecuadas. He escuchado a muchas personas etiquetarse como "no muy creativas", pero la creatividad se puede expresar de muchas maneras diferentes. Por ejemplo, la creatividad puede manifestarse por nuestra capacidad para encontrar soluciones a desafíos en el trabajo, o de resolver conflictos, y no definirse como un resultado creativo tangible.

Previamente, se suponía que la creatividad disminuía con la edad. Sin embargo, en los dominios que se basan en el conocimiento y la experiencia, como la escritura, la filosofía y la medicina, la investigación sugiere que los logros creativos pueden alcanzar un pico a partir de los 40 años, y disminuye a un ritmo relativamente lento.

El proceso creativo

Contrariamente a la creencia popular, proporcionar a alguien una pizarra en blanco no parece optimizar el proceso creativo. Las elecciones y oportunidades sin límites pueden abrumar rápidamente los limitados recursos de atención, la función ejecutiva y la memoria de trabajo.

Anhelamos nueva información y se nos recompensa por buscar cosas nuevas. En la era digital tenemos acceso a un caudal enorme de contenido que estimula los centros de recompensa de nuestro cerebro, pero si no tenemos reglas y límites, podemos distraernos con facilidad y crear poco valor real.

La creatividad se desarrolla cuando hay cierta presión y limitaciones, pero no en exceso. Podríamos dibujar el proceso creativo como una U invertida.

Un ambiente propicio para la innovación

Demasiada presión de tiempo perjudica el procesamiento cognitivo creativo, pero una cierta presión puede alimentar nuestra creatividad. Eliminar completamente la presión puede sofocar el proceso creativo y crear un ambiente poco propicio para la innovación.

Nuestra respuesta a la presión es individual; algunas personas desarrollan su creatividad cuando están entre la espada y la pared; otras prefieren un método más relajado. A algunas personas, un premio puede impulsarlas a producir su trabajo más innovador; otras se sienten más motivadas por recompensas intrínsecas. Para la mayoría de nosotros, es una combinación ambos.

Condiciones para la creatividad

La creatividad se desarrolla en tres condiciones:

1. Cuando aplicamos y combinamos viejas ideas de nuevas maneras.

Los límites nos obligan a mirar más profundamente dentro de nosotros mismos, a revisar concienzudamente nuestras experiencias en busca de algo que podría ser útil y unir nuestros recursos cognitivos. Los límites crean las condiciones que nos animan a combinar lo que ya conocemos, así como las nuevas ideas que pueden surgir.

2. Cuando sentimos suficiente presión e incentivo para impulsar el pensamiento flexible.

Si no tenemos ninguna presión o incentivo, podemos hablar para siempre sin crear nada. Cuando un reloj marca el tiempo, hay una recompensa esperando y necesitamos encontrar una respuesta, nuestras mentes se abren a nuevas maneras de ver un problema y desarrollamos una mayor flexibilidad cognitiva.

3. Cuando no estamos demasiado cómodos.

Cuando finalmente desarrollamos una idea de la que nos sentimos orgullosos, es fácil sentirse satisfecho por el resplandor del descubrimiento creativo. Este es uno de los mayores riesgos del proceso creativo porque fácilmente podemos quedarnos pegados a una idea y perder oportunidades de mejora. Una forma de evitar este estado es cambiar con regularidad los límites y las reglas (como en la Fórmula 1). Esta interrupción crea una "vida útil" para sus soluciones y fuerza nuevas rondas de innovación y creatividad.

La situación creativa

El desarrollo de un auto de Fórmula 1 es un buen ejemplo de lo que puede suceder cuando surgen límites y condiciones de creatividad para los trabajadores del conocimiento. Las estructuras de los equipos combinan una amplitud y profundidad de experiencia que obligan a combinar las viejas ideas de formas nuevas. El Campeonato del Mundo proporciona presión e incentivos. Los cambios anuales en las reglas impiden que alguien se sienta demasiado satisfecho con sus ideas.

Un auto de Fórmula 1 tiene miles de elementos separados que deben encajar perfectamente entre sí. Una temporada de carreras podría ver 30 000 cambios de diseño en un automóvil, 1000 por semana, a medida que los componentes se afinan y mejoran para maximizar el rendimiento.

El desarrollo de un auto de Fórmula 1 también ilustra uno de los mitos de la regla de las 10 000 horas. Alcanzar la excelencia no es el resultado de innumerables ciclos de repetición mecánica. Funciona más como una red neuronal, los procesos se repiten, pero los parámetros se ajustan deliberadamente después de cada ciclo de aprendizaje para acercarse al resultado deseado.

Modo predeterminado y creatividad

El desarrollo de una "situación creativa" no implica solo establecer límites para el trabajo; también puede ser necesario asignar un espacio para la reflexión creativa. Nuestros cerebros tienen diferentes regiones interactivas que se activan con el cerebro en reposo, como cuando soñamos despiertos o dejamos volar nuestra imaginación. Esta red neuronal por defecto (RND) se activa cuando no estamos involucrados en una tarea. En consecuencia, a veces se describe como un estado de "tarea negativa".

Entrar en el modo "por defecto" tiene fuertes asociaciones con el pensamiento creativo y divergente, comprensión, recuerdos del pasado y planificación para el futuro. Algunas pruebas también han observado una correlación positiva entre el rendimiento creativo, a través de todas las medidas de creatividad, y el volumen físico de materia gris que forma la red de modo predeterminado.

El producto creativo

La historia técnica de la Fórmula 1 describe la importancia de la calidad sobre la cantidad y el triunfo de las soluciones creativas sobre la fuerza bruta. En el Gran Premio de 1906, Mercedes presentó un auto con un motor de 11 litros diseñado por Maybach. Su portento de ingeniería producía simplemente 78 kW de potencia. Después de 110 años, Mercedes sigue compitiendo y ganando el Grand Prix. En la temporada de Fórmula 1 de 2016, los autos híbridos F1 W07 de Mercedes presentaron una unidad que produjo casi 10 veces la potencia del motor Maybach, con 1/7 de la capacidad de su predecesor. Los cerebros han reemplazado al músculo con precisión, sofisticación y creatividad consistentes.

Es interesante señalar que algunos de los desarrollos más significativos en el diseño de motores han tenido lugar en los últimos cuatro años. Los ciclos interminables de desarrollo, pruebas y refinamiento, con una fuerte dosis de ingenio, significan que la actual unidad de potencia PU106C de Mercedes genera al menos 47 % de eficiencia, en comparación con el 29 % de 2013 y el 20 % de 1906. Estas innovaciones han sido piezas fundamentales para las tres victorias consecutivas del campeonato de constructores de los Mercedes AMG F1.

Se han producido más mejoras en la eficiencia de los motores de combustión interna en los últimos cuatro años que en todo el siglo pasado. Cuando se establecen límites, recursos y un objetivo claro, se libera a las personas para que hagan su mejor trabajo, y grandes cosas pueden llegar a ser posibles.

Tres preguntas a considerar

1. ¿Ha considerado qué nivel de presión hace posibles sus momentos más creativos?
2. ¿Cómo puede diseñar su entorno para construir un ambiente más propicio para la creatividad?
3. ¿Cuándo fue la última vez que disfrutó de un estado de "tarea negativa" y asignó algún tiempo a la reflexión creativa?