Ésta es una lista de algunas de las historias más interesantes de la semana sobre los temas a los que da seguimiento el Foro Económico Mundial, entre ellos crecimiento económico e inclusión social.

Datos y gráficas. Más de la mitad de los latinoamericanos que apenas tienen acceso a bienes básicos, como agua potable, luz eléctrica o alimentos, están conectados en las redes sociales. Paraguay, Costa Rica y Uruguay son los países donde más se usan. (El País)

Tras un volátil 2016, la riqueza de los multimillonarios crece. Aunque los populismos ganaron en las urnas, los individuos más ricos del mundo despiden 2016 con US$237,000 millones más de lo que tenían a inicios de año. (El Espectador)

Donald Trump tendrá al TLCAN en el punto de mira, mientras los países firmantes se preparan para la batalla que viene. Mientras México analiza escenarios y movimientos para mejorar su posición en la eventual renegociación, queda claro que está en juego la naturaleza de millones de empleos en la región. (Financial Times l El Financiero)

La subida de entre 14 y 24% de la gasolina indigna a los mexicanos. Lo que parecía un paso más en la implementación de las reformas fiscal y energética ha sido el gatillo para desatar la ira contenida por la población ante los resultados del gobierno. Políticos, empresarios y consumidores se movilizan contra el aumento del combustible y temen un 2017 con fuerte inflación. (El País)

Tras un intenso debate, queda lista la Ley de Amnistía para las FARC. Con ello se concretan los pasos exigidos por 5,000 miembros de la guerrilla para su desmovilización y desarme. (El Tiempo)

La tecnología de la 4ª Revolución Industrial amenaza el futuro de industrias como las agencias de viaje físicas, los pequeños fabricantes y ensambladores de componentes, las aseguradoras automotrices tradicionales, los asesores financieros y los talleres de vehículos. En menos de diez años, cientos de miles de empleos de estas industrias desaparecerán o cambiarán drásticamente. (Financial Times l Milenio)

Deben compensarse los empleos eliminados por robots. Ésta parece ser la idea que más consenso genera entre economistas laborales. Uno de los más influyentes, Gavyn Davies, declaró que “cómo compensar a los perdedores de la globalización será la gran historia en macroeconomía durante 2017.” En este espacio seguiremos ese debate. (Financial Times l El Financiero)

Finlandia innova en nuevas formas de seguridad social y compensaciones, apostando por el ingreso básico universal ante el retroceso de la seguridad laboral a nivel global. Tengan un empleo o no, 2,000 ciudadanos recibirán 560 euros mensuales a partir de enero de 2017, y durante dos años, en un programa piloto. (El País)