En la carrera presidencial de este año, ambos candidatos compitieron por la atención y el voto de la generación del milenio, que representa aproximadamente el 31 % del electorado. Mientras esta generación ha sido muy activa en dar sus opiniones en redes sociales, muchos han decidido no votar a ningún candidato.

Un nuevo estudio de Achieve y The Case Foundation descubrió que una cuarta parte de la generación del milenio no quería votar porque no estaban satisfechos con sus opciones. En comparación con las generaciones anteriores, los millennials son mucho más expresivos cuando se trata de temas que les interesan y el tipo de presidente que anhelan tener. Los candidatos y sus partidos políticos deben dedicar más tiempo a comprender sus necesidades y enfocarse en sus preocupaciones, porque necesitarán su voto no solo en esta elección, sino en todas las elecciones futuras.

¿Qué buscaba exactamente la generación del milenio en su próximo presidente?

1. Un presidente que sea honesto y transparente

En un estudio reciente de Future Workplace y Randstad, se descubrió que la honestidad era uno de los rasgos más deseados que la generación del milenio busca en un líder. La generación del milenio estaba cansada y harta de leer sobre cosas como la Correos electrónicos de WikiLeaks exposición de secretos de la campaña de Clinton, y aun están esperando poder ver las declaraciones de impuestos de Trump para entender mejor sus relaciones comerciales con otros países como Rusia.

Dicho de manera simple, creen que nuestro sistema es corrupto y veían a ambos candidatos como símbolos de ello. La encuesta anual de Global Shapers del Foro Económico Mundial reveló que el 57 % de los millennials ve la corrupción como el problema más grave que afecta a su país hoy. Los presidentes que están más abiertos al público en general sobre su intención, y lo que realmente ocurre detrás de escena, ganarán su confianza y su voto.

2. Un presidente que luche contra el cambio climático

No hay dudas de que el cambio climático es uno de los grandes problemas de nuestra generación: casi la mitad de los millennials del estudio del Foro lo señalan como el principal desafío mundial. Es bien sabido que el 97 % de los científicos coinciden en que las temperaturas mundiales han aumentado en el último siglo, y el 84 % cree que los seres humanos son la causa y ofrecen una solución.

Los candidatos que ignoran o desestiman la ciencia detrás de este tema no serán tomados en serio por esta generación. Si bien los millennials son optimistas sobre el futuro, saben que el cambio climático podría ser catastrófico, por ello quieren que el próximo presidente haga algo al respecto.

3. Un presidente al que le puedan confiar el ejército

La generación del milenio no solo vota a un presidente, también al comandante en jefe del ejército de los EE. UU. En el estudio del Foro, más de un tercio de la generación del milenio dijo que uno de los mayores conflictos que enfrentamos son los conflictos a gran escala. Con el surgimiento de ISIS y los posibles problemas con Rusia, la generación del milenio espera que nuestro próximo presidente sea inteligente sobre el despliegue militar, pero proteja a los estadounidenses de cualquier daño.

4. Un presidente que se enfoque en mejorar la economía

La generación del milenio está ganando un 11 % menos que sus homólogos de 1980, que es el equivalente de 3131 USD menos en promedio. También están endeudados por los préstamos estudiantiles y muchos siguen viviendo con sus padres o hermanos, tratando de ahorrar lo suficiente para poder tener una vida económicamente independiente.

Un estudio reciente del Instituto de Política de Harvard confirma que “mejorar la economía” es un tema extremadamente importante para la generación del milenio. Mientras ambos candidatos predican sobre traer puestos de trabajo a los EE. UU., la generación del milenio quiere más que palabras: desean planes concretos. Con tantos votantes de la generación del milenio desempleados o subempleados, estos candidatos tienen que tomar el tema más seriamente y llevarlo al frente de sus campañas.

5. Un presidente que sea un buen modelo a seguir

Muchos de los que pertenecen a esta generación encuentran su autoestima e intereses en su grupo de pares. Si un candidato es parte de un escándalo o manifiesta racismo, es menos probable que lo voten porque les resulta inaceptable socialmente hacerlo ya que buscan ser aceptados por su grupo de pares. Por ejemplo, ante las declaraciones controvertidas de Trump sobre las mujeres, el 41 % de la generación del milenio dijo que era menos probable que lo apoyaran. Ser un buen modelo a seguir significa exhibir valores positivos que comparte la generación del milenio con generaciones anteriores. Los candidatos que sean respetuosos e integradores de las distintas razas, culturas, géneros y grupos religiosos ganarán su respeto, y su voto.

Ganar el voto de la generación del milenio resultará cada vez más difícil a medida que se convierta en un porcentaje mayor del electorado de votantes de los EE. UU. A los candidatos que presten atención a estas cinco áreas les irá mejor que a aquellos que no lo hagan. Tanto el Partido Republicano como el Demócrata tendrán que prestar más atención a esta generación, enfocarse en los temas clave que les importan y atraerlos con campañas nuevas.