Sueldos bajos y grandes expectativas, esa suele ser la realidad de la mayor parte de los jóvenes. Esta situación es difícil de sobrellevar, pues se hace complicado ahorrar en vez de gastar y disfrutar, pero, ¿cuáles son los errores financieros más comunes entre la juventud? Nosotros tenemos claro que existen 10 principales y te los contamos en este artículo.

  1. Creer que la tarjeta no tiene límiteCreer que la tarjeta es un pozo sin fondo es uno de los mayores errores que cometen los jóvenes. Parece que al no ver el dinero en metálico no duele tanto gastarlo, pero lo cierto es que se gasta igual e incluso más por culpa de esa sensación.
  1. No marcarse un presupuestoHay ciertos gastos fijos que hay que tener controlados. Y no hablamos de teléfono, alquiler o gasolina, sino de eso que compras cada mes y que nunca cuentas como un gasto fijo aunque lo sea.
  1. Gastar sin medidaLos primeros sueldos parece que queman en el bolsillo y bajan como la espuma. Las ansias de poder gastar tu propio dinero y decir que lo has ganado con el sudor de tu frente, pueden con la lógica del ahorro.
  1. Endeudarse en cuanto se tiene un sueldoY si por lo que sea falla el trabajo, ¿qué? Empieza poco a poco, no te compres un coche nuevo nada más conseguir trabajo porque si lo pierdes la letra seguirá estando ahí para pagarla.
  1. Caer en las garras de las “grandes ofertas”Antes de meterte en una compra importante, mira la letra pequeña. Es mejor calcular que te va a costar el doble de lo que pone, así no te llevarás sorpresas cuando lleguen los intereses o cargos adicionales.
  1. No pensar a largo plazoNo es necesario que pienses desde tu primer trabajo en guardar una parte del dinero para pagar la hipoteca de una casa, pero deberías pensar si tienes algún objetivo a largo plazo que cumplir y calcular lo que te costaría para organizarte.
  1. Prestar dinero para deudas La inexperiencia es un hándicap en el terreno de las deudas. Puedes costarte c aro ayudar a alguien, porque puede ser que sea igual de joven e insolvente que tú y jamás vuelvas a ver el dinero. Piensa dos veces antes de dar tu dinero a nadie.
  1. No invertir en uno mismoY no nos referimos a ropa, vacaciones, etc. Estamos seguros de que en eso inviertes y que como todo joven tratas de vivir la vida, pero deberías pensar si no merecería la pena pagarte n curso de idiomas o cualquier otra enseñanza.

 

Con la colaboración de Forbes.es

Autor: Redacción Forbes.es 

 

REUTERS/ Jonathan Alcorn